lunes, 17 de septiembre de 2007

11 de Septiembre


Otra vez se vivió una noche de terror en Santiago al cumplirse un nuevo aniversario del Golpe de Estado de 1973. Me llamó la atención que las manifestaciones programadas por organizaciones afectdas de aquella época se desarrollaran con absoluta tranquilidad, tanto en Santiago como en regiones. De hecho en mi Universidad, la Católica de Temuco, todo estuvo en calma, con algo de música que se confundía con la propia del mes mes de la patria, pero nada de desordenes ni cosas por el estilo.

Cuando revisé los periódicos al día siguiente, todo era horroroso, negocios saqueados, incendios, balaceras, un carabinero muerto, en fín, kedó la pura crema y lo más triste aún es k todo fué originado por personas k nunca vivieron en la conmemorada fecha, más aún no tenian para cuando nacer. Que pena, ¿que hacer?, por el momento aplicar mano dura nomás, pero de fondo creo que la cosa es bastante compleja, es el reflejo de una sociedad que segrega poblaciones, que no brinda igualdad de oportunidades, etc....No justifico en lo más mínimo lo sucedido, pero debemos, como país, como sociedad, hacer un mea culpa...

2 comentarios:

Pancho dijo...

esa es pura gente ignorante no mas
hay tanto por hacer en este país para que no sucedan esas cosas... educación, conocimiento, identidad, patriotismo, oportunidades, buu tanto tanto que no es este el lugar para debatirlo
nos vemos, disfruta el 18
cuidado con los excesos jaja

Paulo dijo...

Sin estar de acuedo con la violencia, la presencia de personas que no existian para el 73 se debe a que, mas que comemorar un año mas de el golpe, todas aquellas minorias que por alguna u otra razon han sido excluidas de esta sociedad salgan a las calles a revelarse al sistema. Creo que tarde o temprano estas manifestaciones dejarán de ser violentas. Esto se logrará cuando todos las personas de las periferias tengan la posibilidad de desarrollarse integramente.